Recientes estudios realizados por el telescopio espacial Hubble de la NASA ha encontrado evidencias de la presencia de un océano salado a 100 km de profundidad de la superficie de  Ganímedes, luna congelada de Júpiter, lo que la convertiría en uno de los lugares potencialmente habitables en el Sistema Solar.

Ganimedes es la luna más grande del Sistema Solar, tiene una superficie cubierta de hielo y se creía desde la década de los 70 que tenia en su interior un océano subterráneo. Es la única luna que posee un campo magnético, generando auroras similares a las terrestres con un bamboleo normal de 6 grados si no hubiera mar; sin embargo el equipo de investigación determinó que el bamboleo de las auroras era de dos grados, mucho menos de lo esperado.  Este bamboleo reducido es debido a la interacción entre el potente  campo magnético de Júpiter con el mar salado, generando un campo magnético secundario que disminuye la danza de las auroras. Se postula que el océano tiene una profundidad de 60 km, 10 veces mas profundo que los mares terrestres.

Este fue el trabajo presentado por el equipo de investigación liderado por el Dr. Joachim Saur (Universidad de Colonia, Alemania) en la conferencia de prensa brindado el 12 de marzo. Este es uno de los hallazgos más importantes de Hubble en sus 25 años en órbita terrestre.

Mayor información visita:

http://www.nasa.gov/hubble

http://hubblesite.org/news/2015/09

GANIMEDES
Ganimedes, luna de Júpiter, y sus auroras gracias al fuerte campo magnético de Júpiter. Image Credit: NASA/ESA.
Anuncios